10 mitos sobre la sexualidad masculina que te sorprenderán

En cuestiones de sexo y virilidad existen muchas creencias que forman parte de la cultura de la sociedad, pero que no tienen fundamentos científicos. Conocé la verdad acerca de estos 10 mitos sobre los hombres y el sexo

1. El tamaño importa

En realidad, no es tan así. Un estudio de la Universidad de Texas reveló que para más del 50% de las mujeres, el grosor del pene es más importante que su extensión, pero que la medida en sí no es determinante para tener un buen encuentro sexual.

2. Los hombres siempre tienen ganas de tener sexo

Hoy en día, el concepto de que el hombre está o tiene que estar siempre dispuesto a tener relaciones donde, cuando y como sea, está perdiendo fuerza, dejando surgir a un masculino más real y apegado a sus emociones que también siente que no siempre tiene que estar listo para la sexualidad o tener ganas de tener relaciones.

3. Masturbarse mucho puede ser perjudicial

Durante varios años se creyó que la masturbación puede generar infertilidad, disfunción eréctil, acné, ceguera, sordera, mongolismo, locura y epilepsia, entre otras cosas.

Sin embargo, muchos sexólogos coinciden en señalar que esta es una práctica saludable y que la represión a la que es sometido el menor que se masturba puede generar dificultades posteriores, tanto en su vida sexual como en otras funciones psíquicas, como la eyaculación precoz durante las relaciones sexuales.

4. Los hombres no tienen punto G

Estudios del Centro de Salud de la Universidad de Alberta (Canadá), indican que no hay pruebas científicas de un punto "G" masculino, pero sí se entiende que hay zonas masculinas más erógenas, como ciertas partes del escroto y la piel entre el pene y el ano.

5. El pene pierde sensibilidad usando un preservativo

Este es uno de los mitos más falsos y también más peligrosos. La realidad es que hoy existen condones de distintas texturas que permiten experimentar el sexo y la penetración de muchas maneras, además de evitar que se "pierda" o disminuya esta sensibilidad para poder disfrutar del mismo sin ningún inconveniente.

6. Los hombres piensan en sexo cada 7 segundos

Como el total de ese número equivale a la cantidad de veces que respiramos en un día, sería prácticamente imposible tener ese tipo de constancia mental.

Además, un análisis de EE.UU explica que el 43% de los hombres no piensa en sexo ni siquiera una vez al día, sino más bien entre dos veces a la semana y un par de veces al mes.

7. Tener un orgasmo y eyacular van siempre de la mano

Aunque sea lo más frecuente, esto no siempre tiene que ser así. Inclusive, el sexo tántrico se realiza para que el hombre pueda prolongar su orgasmo sin eyacular, como una forma de acercar la sexualidad a un nivel espiritual y como una herramienta más de control sobre el cuerpo.

8. El tamaño de las manos, los pies y la altura de un hombre están relacionados con el tamaño del pene

Ningún estudio científico hasta el momento pudo demostrar que existe una correlación entre el tamaño del miembro masculino con otra parte de su cuerpo. Un hombre de estatura baja puede tener un pene más grande que el estándar y viceversa. Lo mismo pasa con las manos y los pies.

9. Si no hay erección, no hay sexo

En realidad, no es siempre así. En el libro "The New Male Sexuality", el sexólogo Bernie Zilbergeld asegura que éste es un típico mito, ya que en muchas culturas se practica sexo con la mano, la boca y otras partes del cuerpo, sin siquiera tocar el pene.

La erección, entonces, no es la única forma para el hombre de alcanzar el placer.

10. El hombre tiene que iniciar la relación sexual

Hoy en día esto no tiene casi ningún sentido, ya que en una relación de a dos, ambas personas deben sentirse libres de poder iniciar el encuentro sexual si así lo desean.

G

Selecciona tu región preferida:

Así podrás ver los cursos y retiros más cercanos ;-)

Prefiero ver todas las regiones